Facilitadores del Poder Judicial de Michoacán participan en taller sobre círculos restaurativos

20 de Diciembre de 2021

Se trata de servidores públicos en activo de Apatzingán, Lázaro Cárdenas, Morelia, Uruapan, Zamora y Zitácuaro

El Consejo del Poder Judicial de Michoacán aprobó la realización del Taller práctico en círculos restaurativos para la contención emocional de facilitadores y facilitadoras, para seguir brindando un servicio de excelencia, profesional y que responda a las necesidades de las personas usuarias de los mecanismos alternativos de solución de controversias.

Cabe señalar que el programa, concluido recientemente, forma parte de las acciones emprendidas por el Comité responsable de certificar a quienes tienen la función de facilitador en la judicatura local, órgano que recientemente solicitó propuestas de capacitación sobre temáticas consideradas cruciales y que aporten al acompañamiento en la solución de controversias, principal labor del Centro Estatal de Justicia Alternativa y Restaurativa de la institución.

Debido a que la mediación implica trabajar constantemente con las emociones de las personas inmersas en los conflictos, la actividad académica estuvo encaminada a brindar a los participantes apoyo tanto psicológico como de contención, mediante  diversas prácticas y con la metodología pedagógica de círculos restaurativos

Las seis horas del taller estuvieron a cargo de la psicoterapeuta Fabiolina Silva Tello, quien desde su trayectoria profesional habló de la herramienta de contención con las y los servidores públicos judiciales que están en activo y ejercen dicha categoría en las regiones de Apatzingán, Lázaro Cárdenas, Morelia, Uruapan, Zamora y Zitácuaro.

La actividad tiene relevancia ya que la justicia restaurativa es resultado de un cambio de paradigma en la forma de abordar los conflictos entre personas; asimismo, en los mecanismos alternativos de solución de controversias se prioriza la reconstrucción del tejido social, empleando como herramienta el diálogo para lograr la pacificación del problema.

Además, se suma a las actividades requeridas para la renovación de certificación de las y los facilitadores, ya que uno de los requisitos es acreditar al menos 100 horas de formación en los 3 años de la vigencia de la acreditación que corresponda.